Hasta los testículos de esperar

Se entiende que muchas veces esté lleno el restaurante o bar y tarde un poquito más el servicio en atenderte… pero tanto tiempo, no se explica. Pero ya que has ido, que se acuerden de ti aunque ni hayan hablado contigo.

Esperamos 30 minutos. Nadie que nos atienda.
Anuncios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: