¿Es perjudicial hacer ejercicio mientras estás resfriado?

Mi garganta esta mañana pedía clemencia. No a la leche fresca por la mañana. “Estoy resfriado pero de fijo“me decía para mis adentros, sino no entendía aquella rebeldía por parte de la garganta.

Así que esta tarde pensé en hacer como siempre: saco a los perros y mis minutitos de bicicleta. Pero ¡oh! no recordaba que me estaba cogiendo un catarro gordo, por lo que busqué en internet si era bueno sudar la gota para eliminar toxinas.

Flickr de poisonivyism

Llegué a una entrada de Vitónica que me contestaba con unos sencillos trucos para saber si debía o no hacer ejercicio.

Hay una regla bastante buena: si los síntomas son por encima del cuello, como estornudos, rinitis, nariz tapada o moqueo, podemos seguir con nuestro plan de actividad

En cambio, si los síntomas son por debajo del cuello: congestión, tos seca, dolor de garganta o barriga, debemos posponer el entrenamiento. Con más razón aún si tenemos fiebre, debilidad o dolor muscular generalizado.

Por lo que hoy me libro. Y revista*.

*Si alguien no lo entiende, muérase.
Anuncios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: